Make your own free website on Tripod.com

Viaje Haedo - Bragado por Miguel Safian.

10 de la mañana de un domingo como cualquiera, domingo de verano, soleado, gracias a Dios, me encontraba remoloneando en la cama, ya, que la noche anterior compartimos un asado con un grupo de amigos ferromodelistas, hablando de trenes, viajes y esas cosas (la pasamos bárbaro), y bueno dije arriba. Ducha, unos amargos, charla con la familia y ganas de hacer algo ¿? Virginia y si nos vamos por ahí ¿A donde? No sé a cualquier lado, en realidad el lugar no es lo principal lo importante es en que vamos, en tren por supuesto. Y yo te acompañaría pero mañana trabajo. El tema quedo ahí. Me pase el almuerzo pensando ¿Qué hago?, Voy, no voy, me faltaba el empujoncito para decidirlo, entonces fue ella quien me alentó: Anda date el gusto no pienses más. Creo que no termino de decirlo que me encontraba bajo el agua dándome un baño. Luego preparar dos o tres cosas: maquina de fotos, termo, mate y algunos "morlacos" listo chau. Mientras viajaba hacia la estación de Haedo, recordada cuando hace años me subía al "Gran Capitán"; "Cataratas"; "El Independencia" armábamos un viajecito a cuyo, en "El Libertador" claro, vamos al sur decía el "Flaco" (gran amigo) entonces era "El Bahiense" o el "Lagos del Sur" y que sé yo cuantos otros viajes y pensar que la mayoría no corren mas que pena, al menos para nosotros que amamos los trenes. Entonces porque no disfrutar de un viaje en los que aun quedan. 18:30 horas, pasaje en mano y a esperar. Ah!!!!!! Mucho bla bla bla pero no conocen mi destino. A ver cuanto saben de los actuales servicios ferroviarios, tren diario 19 horas Haedo Si destino Bragado. Mientras hacia tiempo, caminaba por el anden, miraba las personas que también aguardaban y me preguntaba: ¿Este señor viajara en tren porque le gusta? ¿O por lo económico de su tarifa? Vaya uno a saber. Esta señora con una criatura y mas bolsos que brazos, parecía estar contenta. "Dale saludos a papa" se escucha por ahí y entre todos ellos uno que tomaba el tren porque si- De pronto "Ahí viene" Dijeron, miro mi reloj 18:59 "Que puntualidad" decía un señor mitad en serio y mitad en broma. Levanto la vista hacia el extremo este de la estación y la veo entrando al anden GT 22 a la cabeza, 9059, furgón postal Materfer, primera bar holandés, primera clase también Werspoor y dos turistas Materfer, que bárbaro como conozco de trenes decía por adentro y me reía. Subo, me acomodo en mi asiento y mientras miro por la ventanilla pienso ¿Cómo será Bragado? El tren llega 22:15 ¿Tendrá vida nocturna? ¿Será una estación en medio del campo y el pueblo a 5 Kms? Ojalá que no, me tendré que quedar o conseguiré ómnibus para regresar pronto, va no importa ya esta. Viajamos a poca velocidad, pasando Moreno, final del servicio eléctrico, para los que no conocen, aumentamos bastante la marcha, el paisaje cambia, menos casas, mas campo, otro aire, pasamos Alvarez, Las Malvinas, General Rodríguez, un grupo de chicos saludan agitando sus manos: ¿Le gustaran los trenes cuando crezcan? Seguro que si, la gente en las veredas disfrutando el aire fresco de la tarde, otros mateando, una pareja mayor sonríe entonces me imagino el dialogo: Viste viejo hoy pasa a horario y el responde con un si asistiendo con la cabeza mientras recibe otro amargo. Parece que recién subí y ya estamos en Lujan ¡Que rápido! Breve parada gente que sube, una parejita se detiene en el medio del pasillo ¿Acá? Dice ella -señalando un par de asientos vacíos- no mejor mas adelante dice el. Arrancamos el tren avanza a buena velocidad oscurece asomo mi cabeza, cámara en mano y clik, una curva me permite ver a la GT desplegando sus 2250 HP a pleno, sonidos del motor parecía mostrarla furiosa como si quisiera devorarse el acero bajo sus ruedas. Llegamos a Mercedes, todo tranquilo, sonido de campana y adelante. Miro mi reloj y deduzco mi señora pensara por donde andaré y la pregunta de mi nena: ¿Y papa cuando viene? Se fue a pasear en tren, - será su respuesta - , mañana vuelve. Ah!!!! Y seguirá en sus cosas. Con este sencillo viaje una humilde reflexión: Tomando al tren, en toda su dimensión, como medio de transporte, pionero en distintos puntos de nuestra geografía y que cumplió con un importante rol social ya que algunos o mejor dicho muchos pueblos crecieron y desarrollaron a la par de este, dependiendo en gran parte de su funcionamiento ¿por qué se lo dejo caer hasta el deterioro en que lo vemos actualmente? Coches sin mantenimiento adecuado, locomotoras semi desmanteladas y ni hablar de los servicios suspendidos, y en esto va un deseo que supongo será el de muchos (espero) que algunas vez volvamos a ver en las terminales ferroviarias esos expresos, con gente en los andenes, despidiendo a felices viajeros, porque no pueden negar que los viajes en tren tienen su encanto, una atracción especial, algo que seduce no se explicarlo, solo espero que sea pronto. Bueno siguiendo con el relato, las estaciones se suceden, M.J. García, típica construcción inglesa lo llamativo es que el largo total del anden, la mitad esta cubierto por maleza que llega casi a cubrir el típico cartel de madera, un paso a nivel, una callecita, una lamparita apenas, ilumina la esquina, Suipacha, una breve parada, Gorostiaga, próxima, Chivilcoy pasa informando el guarda vestido con su típico y gastado saco Beige con quien sabe cuantos viajes encima. En Chivilcoy Sud aprovecho para estirar las piernas, observo gente que sube, que baja, me siento y miro unos silos enormes y digo que buen tema para reproducirlo en nuestro tendido ferromodelista (me refiero al de A.Fe.Na.) con orientación nacional por supuesto y bueno a lo mejor. La oscuridad obviamente no permite apreciar mucho del paisaje, en Benitez me encontré con un estación casi a oscuras, es mas no había nadie a excepción de un perrito que ladraba al tren como diciendo: "Que haces acá, este es mi territorio" Al instante que sonaba un largo silbato de la locomotora como diciéndole al cuco "Bueno ya me voy" Pronto aparece en mi ventanilla el cartel de Vaccarezza, bajan muchos pasajeros, ya estamos cerca otra vez el guarda y Mechita linda estación, bien de campo, gente esperando algún familiar, amigo, novia, los encuentros ¡Que hacer negro! Dice mientras lo toma de los hombros "Che a horario eh!" Un poco mas adelante la silueta del cementerio de trenes que se recorta en la noche distingo vagones de carga, coches de pasajeros, todo pasa rápido y después de unos minutos, conforme al horario aparece ante mis ojos el final del viaje Bragado. Muy bien iluminada luce importante un anden en isla otro con su edificación en un solo cuerpo y todas sus dependencias bien identificadas con carteles, me quedo contemplando las maniobras de rearmado, la maquina va y viene, por esta vía por la otra. Lastima que no tengo flash Bah!!!, en otra oportunidad me consuelo. Y ahora hay que volver a casa, tendrá que ser en micro, el tren sale a las 8:00 horas (son casi las 23) pero esa es otra historia esa que a nosotros los ferrofilos no nos interesa espero hayan disfrutado del relato como yo del viaje, estoy feliz y ustedes también ojalá tengan un domingo como cualquiera y si es con trenes mejor.